Cómo puedo estudiar

Encontramos una lista con las estrategias más básicas y necesarias para aumentar tu concentración cuando no puedes estudiar.

Cómo puedo estudiar

Esta lista es perfecta para aquellos que quieren saber cuál es la mejor manera para preparar un examen:

Comer pequeñas comidas frecuentes

Evita comer una comida pesada y muy abundante antes de una sesión de estudio. Cuando comemos demasiado enviamos a nuestro cuerpo a un modo de "descanso". Por otro lado, tampoco es bueno pasar hambre mientras estudiamos ya que nuestro cuerpo necesita energía. Las comidas pequeñas y frecuentes son la mejor opción.

Programar según la dificultad

Es importante acomodar el estudiar de acuerdo con el reloj de nuestro cuerpo. ¿Estás más fuerte y despiero/a por la mañana o por la tarde? Programa los temas que te resultan más difíciles en el momento puntero de tu día. En ese momento que estás fuerte podrás hacer frente a lo más complicado. Cuando estás mentalmente en tu mejor momento los temas complicados y programar los más fáciles cuando estás mentalmente menos eficiente.

Beber agua con frecuencia

Bebe mucha agua durante una sesión de estudio, sobre todo cuando te sientas débil. La cafeína puede ayudar a mantenerte despierto, pero puede aumentar tu ansiedad también... así que tómala con moderación.

No te pongas demasiado cómodo en tu silla

Elije una silla que te permita apoyar la espalda. Tiene que ser cómoda, pero no demasiado cómoda. Al igual que un atleta durante una prueba, el cuerpo debe estar relajado, por lo que toda su energía va a donde importa - su cerebro.

Limpiar el escritorio y dejar lo necesario

En el escritorio donde estudiar solamente debe haber lo que necesitas para estudiar. Debes guardar lo que no es necesario para la sesión de estudio. Cualquier cosa cuando estamos estudiando puede distraernos. Al ver los recordatorios de otras evaluaciones o las facturas domésticas por ejemplo, puede aumentar la ansiedad y distraer la atención.

Tomar descansos cada hora

Es importante tomar un descanso antes de que llegues a estar realmente cansado y pierdas la concentración por completo. Los descansos regulares al menos una vez por hora ayudan a mantener la concentración. Si la sesión de estudio no está yendo demasiado bien y tienes dificultades para concentrarte puede que necesites un largo descanso y vuelvas a intentarlo más tarde.

Cómo puedo estudiar

Estirar el cuerpo durante las pausas

Conocer y respetar tu capacidad de concentración que puede variar de hora a hora y día a día. Cuando te sientas por períodos largos, la gravedad arrastra la sangre a la parte inferior de tu cuerpo. Cuando te tomas un descanso, aprovecha para tomar unas cuantas respiraciones profundas y conseguir más oxígeno en tu cerebro: trata de caminar un poco, estira las piernas y ve un poco de luz natural durante unos minutos. Esto ayudará a aliviar la tensión en tu cuerpo, y ayudar a tu circulación.

Estudiar en el mismo tiempo y lugar

Acostúmbrate a estudiar siempre que puedas en el mismo tiempo y en el mismo lugar que dedicas solamente a estudiar. Esto te ayudará a asociar la hora y el lugar de estudiar para mejorar tu concentración. Tu mente entrará en modo on ante esa situación. Encontrarás que consigues el hábito de estudio tan pronto como te sientas.