Cómo puedo conseguir novia

Si te encuentras con dificultades para conseguir una novia... Anímate, pues no estás solo. Muchos hombres tienen este problema y se preguntan ¿por qué no puedo conseguir una novia?. Algunos individuos afortunados atraen a las chicas con facilidad, mientras que otros no pueden conseguir una novia sin importar lo mucho que lo intenten. ¿Por qué a estos chicos les resulta tan fácil atraer a las chicas? Hay muchas razones por las que conseguir una novia podría estar resultando difícil para ti - puede que te acerques a las chicas de la manera equivocada, le des a una chica la impresión de estar desesperado, por tu apariencia descuidada, el modo cómo hablar con una chica, etc... La buena noticia es que todos estos aspectos se pueden mejorar y nunca es tarde para cambiar el modo de gustar. En esta guía, te sumergerás a través de algunas de las cosas que debes empezar a hacer y otras que debes dejar de hacer cuando se trata de acercarse y hablar con las chicas. Siguiendo estas reglas básicas esperamos que puedas estar en una mejor posición para salir al mundo y conseguir una novia por tu cuenta.<

Cómo puedo conseguir novia

Apariencia: Cuida tu aspecto

En primer lugar, antes que nada, independientemente de lo encantador, ingenioso y atractivo que seas, no conseguirás una novia si hueles o no te mantienes limpio. Así que la higiene debe ser algo que tengas bien cuidado incluso antes de llegar a la etapa de acercarse a una chica. Cuanto mejor te veas, más seguro y más relajado te será acercarte a las mujeres. Así que asegúrate de que el aseo personal es una prioridad en tu agenda. Ducharte o bañarte regularmente con productos y jabones de aseo masculino te hará sentir fresco y oler maravillosamente. Asegúrate de tener cepillados siempre los dientes y, si es necesario, utiliza un enjuague bucal a diario para eliminar cualquier mal aliento. Siempre es útil mantener un spray refrescante para el aliento en el bolsillo, por si acaso.

Muchos chicos tienen un cierto estilo a la hora de vestir que les da un aspecto de sucio por muy limpios que estén. Pero aún y así, sin importar el estilo que quieras aparentar, asegúrate de que tu ropa esté limpia, ventilada y huela bien. Si sientes que tienes sobrepeso o que estarías mejor tonificando un poco tus músculos, sería bueno para ti apuntarte a un gimnasio. Una rutina de ejercicio te aportará salud y muchísima seguridad. Y quién sabe, además de los beneficios para tu cuerpo, es posible que encuentres una novia en el proceso.

No desesperes: Sé tu mismo

A veces la presión de no poder conseguir una novia se vuelve abrumador. El problema de "cómo puedo conseguir una novia" puede, en muchas ocasiones, convertirse en prioridad sobre todos lo demás aspectos de nuestro día a día y antes de darnos cuenta, la desesperación llega a nosotros y se establece en nuestra mente. Esta es la última cosa que un chico en busca de novia puede querer, pues no hay nada más desagradable para una chica que un tipo desesperado. Las chicas no quieren un chico que intente aparentar ser demasiado duro o que se vea inseguro, o no de la talla debido a sus nervios. No es bueno mostrarte así, sobre todo cuando acabas de conocer a una chica, así que relájate, se tu mismo y confía más que nadie en ti. Las chicas tienen que ser capaces de relajarte en su entorno, sentirse cómodas, reirse y pasarlo bien, y ser ellas mismas.

Te preguntarás... ¿Cómo es posible ser yo mismo cuando no estoy siendo yo mismo?. Pues vamos a ello, lo primero que debes hacer, es presionarte a ti mismo y pensar en tu forma de ser. Deja de centrarte en cómo conseguir una novia y piensa en este momento acerca de ti. Date la oportunidad de conocerte al 100%. Piensa en lo que te gusta hacer, qué te hace feliz, qué actividades o pasatiempos te gustaría compartir con una nueva novia. ¿Qué tipo de conversaciones no te gustaría tener? ¿Qué tipo de cosas quieres que sepa acerca de ti? ¿Qué te gustaría saber más de ella? Este paso es primordial, pues todos estos detalles son el tipo de cosas que se van a plantear en las primeras conversaciones y rápidamente determinarán no sólo si la chica piensa que eres el adecuado para ella... sino también, si esa chica es la adecuada para ti. Una vez que te sientas cómodo contigo mismo, tendrás muchas más probabilidades de que una chica se sienta cómoda a tu alrededor, lo que aumentará las probabilidades de conseguir una novia.

Cómo conseguir novia

El Enfoque: Elige tu momento sabiamente

Acercarse a una chica puede sonar más fácil al decirlo que al hacerlo en función de quién sea la chica en cuestión y dónde se encuentre. Imaagina que la chica que te gusta es a la que ves cada día en la parada del autobús... podrías entablar una conversación de forma mucho más fácil que por ejemplo, si la chica se encuentra en un club, con música y luces estroboscópicas. Así que el enfoque que vas a utilizar, dependerá del entorno en el que te encuentres. No quieras acercarte a ella si se encuentra enfrascada en una conversación con otra persona, o está tratando de concentrarse en algo o parece estresada. Trata de encontrar el momento en el que ella parezca relajada y así podrás obtener fácilmente su atención. Si el entorno escogido es en un ambiente de club, pedirle si quiere bailar puede ser una gran manera de introducirse: el contacto visual con la chica y el coqueteo puede parecer más fácil en este ambiente que en cualquier otro. Sin embargo, en un club probablemente, no conversareis mucho, pero con esa excusa puedes perdirle su teléfono para quedar otro día en un ambiente más relajado. Si la situación más cercana a tu caso es "la chica de la parada del autobús", piensa que tendrás que iniciar una conversación y esto a menudo, puede parecerte incluso más aterrador que el acercamiento en una discoteca. No tengas miedo, trata de hablar de algo que pueda resultarle interesante... por ejemplo, sobre el libro que esté leyendo u otros que hayas leído, si va hacia el trabajo, o quizá sobre perros si crees que podría tener, etc.

Formular una pregunta es una gran manera de conseguir que las chicas establezcan conversión con vosotros. Asegúrate de utilizar una pregunta que no se justifique fácilmente con una respuesta de una única palabra. Podrías decirle "Perdón, ese que llevas ahí es el nuevo iphone... ¿Cómo te resulta? Estaba pensando en comprarme uno..." o "Oh... tienes un perro precioso, ¿de qué raza es?" o aún más simple, "¿qué piensas acerca de este tiempo que estamos teniendo?" Hay muchas preguntas diferentes a plantearse para iniciar una conversación - el mantenimiento de la conversación puede ser un poco más complicado. Preséntate en el último momento, diciendo algo así como "Oh, lo siento... por cierto, soy Martin". Si te sientes seguro y ves que la chica se va interesando, puedes ofrecerle un apretón de manos. Es de esperar que ella responda y prosiga con su presentación. En cualquier caso y sea como sea la forma en que siga la conversación, debes continuar interesado en todo momento, asintiendo con la cabeza adecuadamante, manteniendo el contacto visual y sin tener miedo a interrumpirla si no la has escuchado bien, o para pedirle una aclaración. A las personas, y sobretodo a las chicas, a menudo les encanta hablar de sí mismas o de algo sobre lo que saben mucho, así que si estás nervioso, cuánto más consigas que hable ella, menos tendrás que hacerlo tú.

Si las cosas van bien en esta primera fase de introducción, puedes sentir la confianza suficiente como para invitarla a salir o al menos a intercambiar los números de teléfono para que puedas invitarla a salir más adelante. En esta etapa, puede que no desees que parezca que buscas una fecha sino que quieres algo más espontáneo. Así que es mejor sugerir algo así como: "¿Te gustaría tomar un café?" o... "¿Haces algo el sábado? Me encantaría hablar un poco más contigo... por ejemplo, comiendo..." Pero en un principio, sugiérele un plan que sea informal, no debes asustarla con una cena íntima para dos en un restaurante de lujo, cuando ella ni tan siquiera te conoce todavía. Ofrécele un lugar en el que ambos podáis llegar a conoceros y charlar un poco más en un ambiente relajado.

La cita: Un momento decisivo

Suponiendo que hayas tenido éxito al invitarla a salir "casualmente" y ella haya aceptado, entonces vas encaminado a una "primera cita". Este formal primer encuentro suele ser determinante para un éxito rotundo o un fracaso desolador. No hay medias tintas. En este momento, podrás medir las posibilidades de que esa chica se convierta en tu novia o no. Todo lo que hemos discutido hasta ahora va a agruparse de una manera mucho más intensa, así que asegúrate de que atiendes a los 3 primeros pasos.

  • Paso 1 - Tu higiene y apariencia son impecables.
  • Paso 2 - Te sientes relajado y dispuesto a ser tu mismo.
  • Paso 3 - Estás preparado para la conversación.

Trata de estar en el punto de encuentro antes que ella. Cuando llegue a ti, asegúrate de hacerle un cumplido. Es fácil, esa chica te gusta, ¿no es verdad? Dile lo guapa que está, lo bonito que tiene el pelo o incluso, lo preciosa que se ve con el vestido que lleva. No obstante, no seas exagerado. Eso nunca. De lo contrario, podrás parecer desesperado y asustarla. Sólo debes hacerle un cumplido ocasional cuando la veas en el momento del primer acercamiento, al comienzo de la cita. Sin exagerar, pero cuida los detalles. Sé educado en todo momento, pero tampoco es necesario que tomes su abrigo, apartes su silla, tomes su bolso, etc. En el siglo que estamos, esto ya no se lleva... y menos todos a la vez. Puede parecer estudiado y queremos que te vea a ti mismo. Relájate, usa tus modales pero de una manera informal y relajada, pequeñas cosas como un gesto para que entre la primera al restaurante o aguantar la puerta mientra entra... sí, eso está muy bien. Si no lo haces y te das cuenta que a ella no le ha gustado mucho, no tengas miedo a decir algo como..."Vaya, lo siento... ¿dónde están mis modales?" Pero hazlo sonriendo y sin darle muchísima importancia. Una vez más, no exageres que no es para tanto y disculparse cada 2 minutos es el pero camino hacia la desesperación.

Haz el esfuerzo de conocerla. Aprovecha el momento que tanto has esperado. Pregúntale acerca de sí misma, por su trabajo, sus aficiones e intereses. Permanece enfocado e interesado en todo momento y asegúrate de que ella sabe que no estás aburrido... por ejemplo diciendo cosas como, "Realmente, ¿cómo funciona eso?" o "Nunca he oído hablar de eso... ¿en que estás involucrada?" Debes estar preparado también para hablar de ti mismo si llega el momento. Está destinado a contestar en algún momento, pues ella deberá mostrar interés por ti... así que se honesto. Recuerda el paso 2 y no tengas miedo de ser tú mismo. No trates de impresionarla si para ello has de mentir. Ella se enterará y esa no es una buena base para una relación. Decirle que tienes un trabajo de alto vuelo o un coche deportivo puede incluso tener el efecto contrario (a menos que sea cierto, por supuesto) y asustarla... así que es mejor atenerse a ser tú. Cuéntale acerca de tus aficiones e intereses, que no tienen por qué coincidir con las de ella. De hecho, a menudo puede ir a tu favor si haces algo que ella nunca ha hecho antes pero le gustaría probar. Es una gran excusa para invitarla a salir otra vez tal vez en una segunda cita para compartir una de tus aficiones y mostrarle cómo pasas tu tiempo. Del mismo modo, puedes preguntarle directamente si hay algo que le gustaría hacer pero que no haya probado antes. Podría ser algo tan simple como visitar un museo, jugar a los bolos, ir a ver motos, hacer senderismo... la lista de cosas para hacer y compartir con alguien es interminable. No tengas miedo de dirigir la conversación en otra dirección si tropiezas con un tema que no es de tu agrado, porque no te sientes cómodo o te molesta. Cambia de tema sin temor a decirlo y recuerda que el humor es un gran tónico en cualquier situación. Cuando se vaya acercando el final de la cita, sabrás si hay o no hay química entre vosotros. Después de haber pasado un tiempo con la chica, debes sentirte lo suficientemente cómodo para fijar cualquier otra fecha o si las cosas no han ido muy bien, dejar las cosas así y estar deacuerdo con que no era pa ti. Si las siguientes citas van cada vez mejor, es posible que te sientas lo suficientemente valiente como para darle un beso de despedida y si ella responde, entonces esa será una gran señal de que la relación entre vosotros está en ciernes y podrías tener novia.

Impresiónala: Sé romántico

Suponiendo que todo haya ido bien en tu primera cita, al contrario de lo que podríamos pensar, es probable que te sientas más presionado en el segundo encuentro. La segunda cita no necesariamente significa que ella está enamorada de ti. Significa que quiere llegar a conocerte mejor o no tiene en absoluto tomada una decisión acerca de ti. Por lo tanto, la segunda cita debe ser emocionante. Esta es tu oportunidad de mostrar lo encantador y romántico que puedes ser. Tal vez podrías saludarla con un pequeño ramo de flores (a menos que esto te parezca demasiado cursi). A muchas chicas les gusta sentirse un poco especiales en ocasiones, por lo que debes hacer un esfuerzo de alguna manera. Incluso puedes comprarle un libro que piensas que podría gustarle o el CD del grupo del cual hablásteis durante vuestra primera cita. Muéstrale que también tienes un lado serio y lo empleas para impresionarla. Llévala a un lugar interesante y nuevo en el que creas que puede disfrutar, pero asegúrate de que después, tomaréis algo en un lugar romántico de cenas y bebidas. Ella puede insistir en ir a un pub holandés pero si te lo puedes permitir, es bueno ofrecerte a pagar en la primera cita "romántica", y si ella se opone siempre puedes sugerirle que pague la próxima vez. De este modo, te aseguras de mostrar tu interés en una próxima cita, y eso siempre es bueno. Una vez más, como antes, asegúrate de hacerle un cumplido y trata de intimar algo más... tocándole la mano o tomándola del brazo. Si tienes éxito, antes de que termine la cita ya habréis quedado para veros una siguiente vez.

Enjuaga todo y repite de nuevo

Si al principio no tienes éxito... ¡No te desanimes!

Vuelve a intentar todo el proceso desde el principio si las cosas no salen según lo planeado la primera vez. El mejor consejo es asegurarte de que estás ocupando tu tiempo haciendo las cosas que te gustan hacer y si surge la oportunidad de entablar una conversación o acercarte a una chica que te interesa, hazlo. Cuánto más práctica adquieras de todo el proceso y los puntos de esta guía, mejor serás y más seguro te sentirás. Eso sí, no sigas centrándote en cómo puedo conseguir novia, esto tan sólo te hará recordar que no la tienes y te desanimará sentir esa añoranza. En su lugar, trata de divertirte, mantente ocupado y sé sociable. Hay muchas más posibilidades de encontrar novia si estás fuera de casa, realizando tus aficiones o cuidándote en el gimnasio. Da un paso adelante y sal al mundo, pues ¡ya estás preparado!.